Wednesday, June 24, 2009

FLASH CGS

Con la velocidad de un misil

Con la fragilidad del tiempo

Con la inconsistencia del viento

Con efectos devastadores

LLEGO

Provoco las mas disimiles sensaciones , un dia estabas surfeando en la cresta de la ola , al siguiente te hundias hasta las antipodas. Un pie en la playa , otro en el mar.... La inequivoca sensacion de algo singular , de algo imprevisto, de algo inmenso, de algo inusual...

El vertigo como aliado de cada noche, la paz como socia de cada mañana, la linea entre el bien y el mal que cada vez se hacia mas difusa, los codigos que eran instantaneos e inquebrantables, la amistad que superaba cualquier diferencia terrenal, privilegio impensado...

Y entonces todo pasa mas rapido, todo tiene un sabor distinto, todo deja secuelas de las buenas y de las otras... se suman momentos , se multiplican las anecdotas se atesoran las charlas....los recuerdos cobran un brillo desbordado por la melancolia y entonces.....

Con la inmediatez de lo inevitable

Con la mueca cinica del destino

Con el sabor de lo efimero

Con el dolor del vacio eterno

SE FUE

Nunca podre evauar imparcialmente si fue mucho o poco , si fue bueno vivirlo o fue malo perderlo ........asi como en un flash

24/06/09

6 comments:

Anonymous said...

Killcito, Cris dejo vacios muy dificiles de llenar....yo tambien lo extraño!!!
Dubbie

Alberto Colombo said...

Gracias Dubbie !! Un amigo como Cristian es como un flash....como dije aca.

Un beso enorme rubia

Almafuerte said...

Que lindo lo que escribiste.
Un beso, Kill.
Un beso, Dubbie.

Gabi

Alberto Colombo said...

Gracias Gabi....

Por que no te anotas en el Facebook ?...dale..asi te leo mas seguido

CarolinaFer said...

yo tuve una vivencia distinta de Cristian. Una contradicción en borceguíes. Un ser vestido como un mago negro de película de fantasía, alzando un duende rubio, besándolo con ternura infinita y haciéndole cosquillas con la barba. "Hola linda" y me abrazaba como si fuera mi hermano o como lo que yo era, la hermana del alma de la madre de los duendes que él amaba. Un tipo infinitamente dulce, como bien decís Alberto, con un pie de cada lado de la vida, escindido.
Muy bueno tu texto, te felicito.

Alberto Colombo said...

Grax Caro, un placer leerte po aca que te haya gustado